Eix Fabra Virrei

Eix Fabra Virrei

El Govern aborda la entrada en emergencia del sistema Ter Llobregat, al situarse las reservas por debajo de los 100 hm3

6 de febrero de 2024

  • Las medidas entran en vigor una vez publicada en el DOGC la resolución del director de la Agencia Catalana del Agua, con la que 202 municipios pasarán a este escenario.
  • A partir de este momento serán seis las unidades en emergencia: embalses del Ter, embalses del Llobregat, sistema Ter Llobregat, que se añaden a los embalses de Riudecanyes y Darnius Boadella y al acuífero del Fluvià Muga.
  • Por contra, la unidad del Consorcio de Aguas de Tarragona (CAT) pasa del escenario de alerta al de prealerta, al mejorar el estado del embalse de Mequinensa.

El Gobierno, a través de la Comisión Interdepartamental de Sequera, ha abordado este jueves la entrada en la fase de emergencia del Plan Especial de Sequera del sistema Ter Llobregat, que incluye a 202 municipios de las cuencas internas, con seis millones de habitantes , una vez situado por debajo del 16% de reservas, tal y como establece el plan. Esta medida entra en vigor una vez se publica en el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (DOGC) la resolución del director de la Agencia Catalana del Agua (ACA), e implica una reducción del uso del agua en determinados usos.

239 municipios en emergencia

El Pla de Sequera fija en el escenario de emergencia una limitación de 200 litros por habitante y día de media por municipio. Esta cifra incluye el consumo doméstico, las actividades económicas, centros sanitarios y usos municipales y las pérdidas en las redes de distribución, entre otros.

En cuanto al consumo que se debe realizar en los hogares, se recomienda que éste se sitúe alrededor de los 90 litros por habitante y día. El resto de medidas relativas al escenario de emergencia en otros usos (industriales, agrícolas, ganaderos, lúdicos y municipales) se pueden consultar en este enlace.

239 municipios quedarán en escenario de emergencia (en los 202 del sistema Ter Llobregat, 22 del acuífero del Fluvià Muga, 12 del embalse de Darnius Boadella, 2 de Riudecanyes y Vallirana, de la unidad de explotación Anoia-Gaià, solicitado por el Ayuntamiento). Por contra, la unidad del Consorcio de Aguas de Tarragona (CAT) pasa del escenario de alerta al de prealerta, al mejorar el estado del embalse de Mequinenza. El resto de unidades siguen sin ningún cambio.

Optimizar el recurso

En el escenario de emergencia se prevén una serie de medidas para optimizar el uso del agua, como la supresión del riego agrícola en un 80% (se podrá autorizar sólo el riego de supervivencia de cultivos leñosos y arbolado, siempre con agua regenerada o del freático); la reducción del uso del agua para usos ganaderos del 50%; la reducción del 25% de los consumos de agua de los usuarios industriales; o la reducción del consumo de agua en los usos recreativos (25% en usos asimilables a urbanos y supresión total del riego).

En todos estos casos, las dotaciones pueden complementarse con aguas regeneradas procedentes de una estación depuradora de aguas residuales, a cargo de la persona usuaria, siempre que exista disponibilidad de caudales.

Además, las personas titulares de estos aprovechamientos pueden optar por proponer a la ACA un plan de ahorro, que puede resolver un porcentaje de reducción inferior, teniendo en cuenta las particularidades de cada uso, las dotaciones y la eficiencia del suministro en condiciones de normalidad y al grado de afectación o interferencia que las captaciones de las explotaciones suponen para los abastecimientos municipales de su entorno.

Limitados el riego y las fuentes

El riego público de supervivencia de arbolado y jardines botánicos se podrá llevar a cabo si se realiza con aguas regeneradas procedentes de depuradora o con aguas freáticas, siempre que no reduzca la disponibilidad de agua para el abastecimiento domiciliario.

El riego de campos deportivos de césped natural, o de otras superficies que requieren riego, para la práctica del deporte federado, se podrá llevar a cabo cuando se cumplan ciertas condiciones, como utilizar agua regenerada o aguas freáticas, siempre que no suponga una reducción de la disponibilidad de agua para el abastecimiento domiciliario y que, mediante la aplicación de medidas de ahorro adicionales en la misma instalación deportiva, se logren ahorros de agua equivalentes al volumen de agua empleado en el riego.

En cuanto a las fuentes ornamentales, lagos artificiales, y otros elementos de uso estético de agua, quedará prohibido su llenado total o parcial, con la excepción de aquellas balsas que sirven de refugio de fauna en peligro de extinción y de fauna destinada a la recuperación de las especies autóctonas en las masas de agua, que pueden llenarse con la mínima cantidad de agua indispensable procedente de la regeneración o del freático. Esto podrá hacerse siempre que, en este último caso, se compruebe mediante una evaluación hidrogeológica que no supone una reducción de la disponibilidad de agua para el abastecimiento domiciliario.

Limitaciones en piscinas

No se podrán llenar las piscinas de agua dulce. Sólo se permitirá rellenar parcialmente las piscinas cubiertas inscritas en el censo de equipamientos deportivos de la Generalidad de Cataluña, y de los descubrimientos de uso durante todo el año para la práctica deportiva federada que dispongan de un sistema de recirculación agua, en las cantidades indispensables para garantizar su calidad sanitaria. Se podrán rellenar siempre que, mediante la aplicación de medidas de ahorro adicionales en la misma instalación deportiva (entre las que cabe incluir el cierre de las duchas), se logren ahorros de agua equivalentes al volumen de agua empleado en el relleno de la piscina.

También se permitirá llenar y rellenar las piscinas de uso terapéutico ubicadas en hospitales, residencias y centros de educación especial, y centros de la Red de Servicios Sociales de Atención Pública, así como en las destinadas al baño de personas que disponen de una evaluación del grado de discapacidad en la que consta que sufren alteraciones de la conducta.

En cuanto a las piscinas con agua de mar, se permite su llenado total o parcial siempre que se llenen y se vacíen sin conexión a las redes de abastecimiento ni saneamiento.

Otras limitaciones

Se prohíbe:

  • La limpieza de cualquier clase de vehículo, salvo que se realice en establecimientos comerciales de limpieza de vehículos que cuenten con sistemas de recirculación del agua.
  • La utilización de duchas y de instalaciones para la limpieza de pies en las playas.
  • La realización de actos lúdicos, públicos o privados, que comporten la utilización de agua susceptible de ser apta para el consumo humano, como las pistas de hielo temporales o de uso lúdico, las fiestas de la espuma, los juegos de agua o similares.

Las entidades prestamistas del servicio de abastecimiento de agua aplicarán las medidas de sus Planes de emergencia, que pueden incluir reducciones de presión e incluso la suspensión temporal en la prestación del servicio de abastecimiento.

Las administraciones locales, a través de sus planes de emergencia, pueden establecer limitaciones o prohibiciones adicionales al uso del agua en instalaciones deportivas, públicas/privadas y en espacios lúdicos.

Afectación en proyectos y actividades

En el ámbito de la evaluación ambiental de proyectos y actividades, así como en instrumentos de planeamiento urbanístico, la ACA deberá valorar la compatibilidad del proyecto o actividad con las restricciones derivadas del estado de emergencia según el Pla de Sequera . En caso de incompatibilidad, el órgano ambiental condicionará su ejecución a la declaración de salida del estado de emergencia en la unidad de explotación donde se prevea desarrollar.

Por lo que respecta a las actividades ganaderas, cuando se ponga en riesgo el bienestar animal, y con el fin de garantizarlo ante la reducción de consumos de los usos ganaderos del agua, la Dirección General de Agricultura y Ganadería no expedirá las autorizaciones de entrada de animales en nuevas explotaciones ganaderas ni por la ampliación de las existentes.

También suspenderá el funcionamiento de las nuevas explotaciones o la ampliación de las existentes mientras no se garantice la disponibilidad de agua para garantizar el bienestar animal.

Caudales de emergencia

Por último, la entrada en emergencia comportará aplicar caudales de emergencia en los ríos Muga, Ter y Llobregat, con el objetivo de preservar más agua en los embalses de las cuencas internas. Durante el tiempo que dure la reducción de caudales se fijarán también unos incrementos de caudal controlados para el mantenimiento de unas condiciones ecológicas dirigidas a la recuperación del estado de las masas de agua, superada esta situación de sequía. Estas hidropuntas se realizarán dos veces por semana y durante seis horas en cada maniobra.

La medida se ha analizado en profundidad tanto desde la vertiente técnica, en lo que se refiere a la optimización de la gestión del agua, como aquella que tiene relación con la conservación ambiental. El estudio de los parámetros propuestos no sólo asegura la disponibilidad de agua para los embalses, sino que garantiza la reversibilidad del impacto de la medida sobre la biodiversidad de los tramos de ríos afectados.

Generalitat de Catalunya

Nuestros socios

Blau
Blau
Egarri Txapeldun
Kings Sweets
Vitaldent
José Simón Perruquer
El Taní
Cargando...
x
X